El tren Chu-Chu nos ha esperado a las puertas de la Residencia Plaza Real para realizar un recorrido por los lugares más bonitos de Burgos: el mirador, el castillo, la catedral…

Una terapia para el recuerdo que todos, incluso aquellos con movilidad reducida, han podido disfrutar.